Publicador de contenidos

Atrás

Tomar la palabra

El segundo escrito de Udalberri

05·01·2017


El comienzo de año suele ser el momento para plantearnos nuevos deseos y propósitos, y yo también os quiero desear un nuevo año más saludable y alegre. Sin embargo todo no esta en nuestras manos, , nos equivocaríamos si pensáramos que las cosas van a cambiar por si solas, sin poner nada de nuestra parte. Es eso lo que han echo los vecinos y vecinas de Aginaga. La idea de crear un grupo de trabajo para tratar el ordenamiento urbanístico de Aginaga surgió en una reunión celebrada en noviembre, en diciembre le hemos dado forma y en enero nos ponemos manos a la obra. Ese grupo esta formado por aginagarras y representantes municipales. No son fáciles las preguntas a responder: ¿Cómo construimos una Aginaga más  habitable y apacible? ¿Cómo acondicionamos los espacios públicos para lograr una mejor movilidad? Aunque no sea fácil la tarea que nos hemos propuesto, tiene un gran valor el trabajo en común, priorizando el interés público, decidir entre todos y todas que pueblo queremos construir.
Aunque a algunos se les llena la boca con mensajes vacios como “nuevo modelo de gobernanza” o “Administración abierta”, los hechos nos demuestran lo contrario. Se sigue negando la palabra a la ciudadanía.  Muestra de ello es el anteproyecto de los servicios de autobuses, y, que decir, la gestión de los residuos. Y en ese sentido es interesante la iniciativa Hitzartu, que nos brinda la oportunidad de tomar la palabra.